Claudia Díaz

Llegue al yoga en el año 2000 para sanar lesiones derivadas del deporte. En el 2004 tuve mis primeras clases con Rishi Joseph y su constante invitación a escuchar el cuerpo y observar la mente resonaron profundamente en mí. Con su guía y apoyo no tardé en dejarlo todo para dedicarme por completo al yoga y a Yoga Mukti los que se transformaron en mi casa y familia.

Practicar una disciplina milenaria, ser parte de una línea directa de transmisión de conocimiento que viene desde B.K.S. Iyengar a través de su familia y tantos grandes profesores es un honor y privilegio que no dejo de agradecer a diario. Mis primeros y más cercanos maestros y hermanos son Rishi Joseph y Paula Tortolano.

Mi proceso de formación y perfeccionamiento ocurren de forma continua en el contacto permanente con la familia Iyengar y los profesores del RIMYI, en el estudio con Faeq y Corine Biria, en los talleres anuales con Maria Jesús Lorrio, Manouso Manos y Gabriela Giubillaro y muchos otros colegas y profesores de los cuales aprendemos a diario. Actualmente poseo el nivel de certificación Junior Intermedio III, y espero seguir avanzando por siempre.